sábado, 4 de mayo de 2013

Descendientes de los arios —restos de sangre indoeuropea en Asia (IV de IV)


Tras haber visto en los artículos anteriores (III, y III) las zonas asiáticas más típicas de las invasiones indoeuropeas, pasaremos a ver Asia Central. Hablaremos aquí del espacio turano-altaico y mongol, un territorio en el que se entrecruzan las lenguas túrquicas, altaicas y mongolas, religiones como el taoísmo, el hinduismo, el mazdeismo, el budismo, el cristianismo, el maniqueísmo y el Islam, y el origen de pueblos de fama destructiva, salvaje y cruel ―hunos, búlgaros, turcos, mongoles, tártaros… Se trata del fascinante mundo nómada y pastoril de las tribus esteparias, tan bien retratado por Julio Verne en "Miguel Strogoff" y por Ossendowsky en "Bestias, hombres y dioses": tierras de campamenos de yurtas (tiendas circulares), paraísos subterráneos, llanuras inmensas, desiertos, valles aislados ("Shangri-La"), fortalezas legendarias (como Agartha y Shambala) y khanes ocultos.

La configuración geográfica del espacio centroasiático siempre ha tendido a canalizar las poblaciones autóctonas hacia los Balcanes (a través de los territorios fértiles de Oriente Medio) y hacia Ucrania (por las llanuras más vastas de todo el planeta). Esta constante histórica debió existir ya en tiempos prehistóricos, en los que los haplogrupos R1, procedentes de Asia Central, habrían tomado exactamente estas mismas rutas. Si se considera un origen centroasiático o altaico para estos linajes, el R1b (un haplogrupo que llegó a Europa durante el Neolítico, y del cual descienden la mayor parte de europeos occidentales) se correspondería con la ruta anatolia-balcánica de invasión, y el R1a (el linaje de eslavos e indo-arios) con la ruta esteparia.

Hipótesis sobre el posible origen de los linajes paternos R en la Urheimat de los pueblos túrquicos, mongoles y altaicos. Las rutas señaladas han sido recorridas a lo largo de la historia por una miríada de pueblos caracterizados por el nomadismo y la importancia de la ganadería. Aquí un debate de foro con algunos mapas similares.

Es importante que los especialistas europeos y rusos estudien a estas gentes in situ, ya que pueden brindar muchas claves acerca de los orígenes de gran parte de los ancestros de los europeos actuales, despejar esa inmensa incógnita paleoarqueológica que es Asia Central (incluyendo el sur de Siberia), proporcionar datos para orientar excavaciones y, no menos importante, atraer a las etnias locales hacia la esfera geopolítica eurosiberiana. Los estudios genéticos, antropológicos, esotéricos y arqueológicos tienen gran potencial como punta de lanza de la penetración de influencia europea en Asia Central, un territorio de una importancia estratégica sin parangón en el mundo, ya que alberga importantes recursos y se trata del "Heartland", el centro de la "Isla Mundial", el corazón de Eurasia, el espacio más lejano a cualquier costa y por tanto el más blindado contra la influencia de las potencias oceánicas-atlantistas ―una fortaleza natural, protegida por la inmensidad de sus propias tierras y su lejanía del mar. Actualmente la potencia mejor situada para integrar Asia Central en su esfera de influencia es Rusia, que ha heredado de la época soviética el conocimiento de esas tierras, sus gentes y sus dialectos.

Extensión de idiomas y dialectos túrquicos. El espacio turcófono de Asia Central ha sido empleado por el Estado turco desde la época de los "jóvenes turcos" para planear un nuevo imperialismo otomano, en detrimento de la influencia rusa, y con el beneplácito de Alemania primero y Estados Unidos después. A la doctrina de unificación política de todos estos espacios desde los Balcanes hasta Siberia se le llama pan-turanianismo.

Mapa de "Turán" (el nombre que los persas daban a Asia Central), la órbita de los pueblos túrquicos y mongoles.

En una serie de países sometidos a la influencia soviética puede ser comprensible encontrar rasgos europeos de origen ruso de vez en cuando. Por tanto, en este artículo no se han contado las repúblicas ex-soviéticas de Asia Central, salvo el caso de los pamires tayicos, que por haber estado muy aislados sí son válidos, y que hemos visto en otro artículo. Los individuos de etnias kazaka y kirguís que veremos, son de territorios chinos que no han recibido influencia rusa.

En este artículo prestaremos atención a la mejor ventana del espíritu, de la herencia genética y del carácter: el rostro humano. Si coloco fotografías de individuos con la piel, el pelo y los ojos claros es porque estos rasgos suelen ser los más llamativos para el público general a la hora de identificar vestigios europeos. Sin embargo, es necesario dejar claro que estos rasgos son sólo un puñado, y que hay otros muchos, como la forma de la nariz, de la mandíbula, del cráneo en general, del perfil, etc., que son igual de importantes o más, pero que por ser menos característicos no recibirán la misma atención en este artículo. Veremos que, aunque es una zona de gran mestizaje, las organizaciones tribales subsisten aun en gran medida, existen zonas aisladas y se encuentran tipos raciales muy interesantes.

Runas túrquicas. Arriba, variedad alfabética Orchon. Abajo, variedad alfabética Yenisei. Estos alfabetos rúnicos dejaron de usarse en el Siglo IX, cuando fueron reemplazadas por la escritura uigur. Los caracteres rúnicos también han sido utilizados históricamente por íberosetruscos, escandinavos, magiares (húngaros) y otros, y podría quizás considerarse un origen centroasiático asociado a los linajes R1.

El conjunto de tierras en verde es llamado de forma genérica "Turquestán". Los pueblos de aquí (turkmenos, kazacos, uzbecos, kirguises, tayicos, uigures), llamados túrquicos, comparten idiomas similares y un origen común en la zona de Altai (rojo). Existen otros pueblos túrquicos no representados aquí, como los azeríes, los daguestanos, los yakutos, los turcos y otros.

Izquierda, indígena de la etnia siberiana-oriental gilyak (también llamada nivkh o nivj). Derecha, indígena de la etnia siberiana tungus. Estos hombres no son mongólidos puros, pero sí altamente mongólidos. Tras ver estos rostros, comprenderemos enseguida que los habitantes de Asia Central tienen importantes aportes tanto nordico-rojos (R1a) como arménidos (O3 y otros) y en menor medida nordico-blancos, aportes que en muchos casos superan claramente a la herencia propiamente mongólida (C3).



IMPORTANCIA DE LA GANADERÍA Y DE LA LECHE

En las estepas es importantísimo el caballo y los medios de subsistencia nomádicos. De ahí la importancia de la ganadería en toda Asia Central. La mayoría de estas etnias no practican la agricultura y su dieta no tiene nada que ver con las poblaciones arroceras de Asia Oriental. Los productos lácteos son un alimento recurrente, como el kumis (leche de yegua o de camella, algo alcoholizada y tomada por los pueblos mongoles y túrquicos), el queso a base de leche de yak fermentada (llamado byaslag en Mongolia y chhurpi en Nepal y Tíbet) o el té de mantequilla de yak tomada en Tíbet. Se considera que la fermentación de la leche aumenta la biodisponibilidad del alimento y reduce la cantidad de lactosa, como en el caso del keffir caucásico (leche de cabra fermentada). Esto contrasta con pueblos cerealistas del este de Asia y de linaje paterno O3, que tienen algunas de las tasas de intolerancia a la lactosa más altas del mundo.

Un yak de Tíbet. Este animal, descendiente del uro y por tanto emparentado con el ganado vacuno del resto del mundo, es la base de la subsistencia de muchos pueblos centroasiáticos.

A propósito de esto, es interesante constatar que el origen del alelo europeo de persistencia de lactasa podría encontrarse en el Cáucaso (una zona de paso de los pueblos centroasiáticos antes de invadir Europa), desarrollándose posteriormente en zonas de Centroeuropa asociadas a la penetración de grupos pastoralistas de linaje R1b, a la ganadería, la metalurgia y la minería de sal. El alelo africano de persistencia de lactasa (pueblos como los masai y saharauis) se habría desarrollado independientemente (convergencia evolutiva).



XINGJIANG: UIGURISTÁN O EL TURQUESTÁN CHINO

La provincia china de Xinjiang también es conocida como Uiguristán, Turquestán Chino o Turkestán Oriental, y se encuentra sumida en el misterio desde el principio de su historia. En la tradición china, Asia Central y Uiguistán son consideradas el origen del taoísmo, un sistema de creencias que evidencia un sólido y profundo conocimiento del cuerpo humano. Según la leyenda, Lao Tsé, el fundador del taoísmo, hastiado de la sociedad china, se marchó hacia Occidente, no sin antes escribir el Tao Te King.

Xinjiang.

El gobierno de Beijing está llevando al cabo una colonización tanto de Uiguristán como de Tíbet con elementos de la etnia Han (la dominante en el este de China), a fin de asegurar la integridad territorial del Estado chino. Esta política de "hanización" amenaza con ahogar la identidad, las tradiciones religiosas y la herencia genética de los pueblos autóctonos y ha provocado numerosos disturbios, alimentados ávidamente por la OTAN para desestabilizar las rutas terrestres, en favor de las marítimas, controladas por ella.

Los uigures son la principal etnia de Uiguristán y son de religión musulmana. Sus grupos separatistas, financiados por los servicios secretos de EEUU, Arabia Saudí y a veces Turquía, realizan regularmente atentados orientados a frustrar la continuidad territorial Rusia-China y la estabilidad de las rutas de petróleo y gas natural, procedentes del Caspio y vitales para China. Además de uigures, en Uiguristán también hay mongoles, kazacos, kirguises, tayicos y otros. De nuevo, los ejemplos puestos son individuos antropológicamente excepcionales, no debe inferirse que todos los (por ejemplo) uigures presentan un aspecto similar.

Uigur.

Uigur.

Uigur.

Uigur.


Uigur.

Uigur.

Uigur.

Uigur.

Uigur.

Uigur.

Uigures de la localidad de Kashi.


Uigur.

Uigures.

Etnia desconocida, probablemente no es uigur.

Etnia desconocida.

Etnia desconocida.

Tayico.

Tayica.

Kirguís.

Kirguís.

Kirguís.

Kirguises.

Kirguís, cerca del lago Karakul.

Kazaco.

Kazacos. Recuérdese que estamos hablando de etnias que viven en la región china de Xinjiang, no de zonas ex-soviéticas sometidas a influencia rusa.

Etnia desconocida, probablemente kazaca. No es seguro que sea de Xinjiang. Si es de Kazajstán, es posible que sus rasgos europeos sean de origen ruso.

Mujer azerí de Turkmenistán. Aunque esta etnia ha estado bastante aislada, Turkmenistán estuvo bajo influencia rusa, de modo que los rasgos europeos de esta mujer podrían o podrían no ser de procedencia rusa.

Etnia desconocida.

Etnia desconocida.

Etnia desconocida.

Etnia desconocida.

Etnia desconocida.

Etnia desconocida.


El caso de Liqian

Liqian o Lichien es una población de la provincia china de Gansu, donde algunos de sus habitantes exhiben rasgos morfológicos asociados al hombre europeo, sugiriendo algunos un origen romano y otros que fue fundada por soldados capturados en una guerra que mantuvo la dinastía china Han contra los hunos.



La posible influencia romana en Liqian fue sugerida por primera vez por Homer Dubs, un profesor de historia china en la universidad de Oxford. Para él, los soldados extranjeros capturados por los chinos en la batalla contra los hunos, no eran sino los supervivientes de la "legión perdida" de Craso, general romano cuya historia ya hemos visto en otro artículo. Craso había sido derrotado por los partos en el año 53 AEC, pero algunas leyendas narraban que 145 legionarios fueron apresados y vagaron durante años por Persia y Asia Central. 17 años después, los chinos capturaban a una unidad militar enemiga que luchaba "en formación de escamas de pez" (tortuga romana). Según Dubs, esta unidad estaba compuesta por legionarios romanos que habían sobrevivido haciéndose mercenarios.

La supuesta ruta de los soldados de la "legión perdida".

Se han analizado los genes de 87 personas en Liqian y se ha hallado mucho linaje DE. Sin embargo, lo más parecido que se ha encontrado a una influencia europea ha sido un descendiente del linaje paterno R1a (indo-iranios, eslavos). Es cierto que la muestra es muy pequeña y que deberían ser analizadas más personas, pero en un pueblo supuestamente descendiente de romanos, uno esperaría encontrarse haplogrupos como el R1b o el J2, entre otros. Sean los habitantes de Liqian descendientes de romanos o sean simplemente otra penetración (o reducto) de pueblos R1a, se trata de un caso étnico interesante que merece atención.









Las momias de Tarim

Las momias de Tarim son una serie de cuerpos momificados hallados en la cuenca del río Tarim (Xinjiang) y que tienen antigüedades de entre 4000 y 2200 años. La peculiaridad de estas momias es su fisionomía, totalmente europea, y su cultura material, directamente relacionada con la Edad de Bronce europea, yacimientos como Hallstatt y el posterior mundo céltico. De hecho, Tarim es, como Hallstatt, una zona que abunda en sal, cosa que venía muy bien a los pueblos típicamente ganaderos.

El desierto de Taklamakán (que significa en uigur algo así como "si entras no podrás salir"), llamado también por los autóctonos "Mar de la Muerte", ocupa buena parte del Turquestán Chino. Se encuentra entre las cordilleras del Tien Shan y el Kunlun Shan, donde nacen una serie de afluentes que desembocan en el Tarim.

Se cree que estas momias, increíblemente bien conservadas por la sequedad del entorno, están relacionadas con los tocarios, un pueblo indoeuropeo que penetró en la actual China, que construyó ciudades en la Ruta de la Seda y que podría tener también algo que ver con los yue-chi (o yue zhi) y las pirámides de China central. Además, introdujeron en China los caballos, el estribo y la metalurgia del hierro. Los análisis genéticos de las momias de Tarim han arrojado linajes paternos R1a, los asociados a eslavos e indo-iranios.

Fresco de Qizil (cuenca del Tarim) datados en el Siglo VI. Representan a individuos tocarios de facciones europeas y ojos, cabello y piel claros, probablemente los "caballeros de espadas largas" de los que hablan las crónicas chinas. El tercer individuo está ejecutando un mudra o gesto sagrado budista. La pintura está acompañada de caracteres sánscritos y tocarios.

Monjes budistas de Asia Central (izquierda) y Asia Oriental (derecha), Bezeklik, este de la cuenca del Tarim, siglos IX-X.

Los uigures, ávidos por demostrar que son los habitantes originarios de Uiguristán, han estado muy pendientes de estas momias, pero de momento los análisis genéticos, aunque muestran lazos lejanos, no evidencian ascendencia directa ni nada que se le parezca.

La llamada "belleza de Loulán" tiene facciones que encajan perfectamente en los cánones tradicionales de belleza occidental. Tiene una antigüedad de 4000 años.

Las facciones europeas de este hombre siguen distinguiéndose claramente después de 3500 años.

Las fibras téxtiles de esta mujer, similares al tweed céltico, probaban un origen indoeuropeo, igual que su estatura, su puente nasal alto y su pelo rubio y ondulado, aun recogido en coletas.

Se cree que esta mujer, hallada en 1989, pudo ser víctima de un sacrificio ritual.

El hombre de Cherchen tiene una antigüedad de 3000 años y fue descubierto en 1978.

Sauvástica o cruz gamada dextrógira, hallada en el casco del hombre de Cherchen.

El hombre de Yingpan es quizás el cuerpo más llamativo de las momias de Tarim, con pelo y barba rubios y una estatura de dos metros. Fue descubierto en 1995 y datado en 2000 años. Lleva una máscara mortuoria con chapa de oro (una tradición griega). La ropa, decorada con motivos de aspecto europeo-occidental, y los objetos hallados en su tumba, sugieren una cultura materialmente muy avanzada para la época.



MONGOLIA

Los mongoles son famosos por haber conquistado, bajo el mando de Genghis Khan, el mayor imperio eurasiático de todos los tiempos. Un imperio desde Korea hasta el campo de batalla de Liegnitz o Legnica (actual Polonia), y cuya vocación fuertemente continental quedó clara cuando los mongoles (un pueblo que jamás había visto el mar) embarcaron en navegaciones para intentar conquistar Japón y se marearon severamente, fracasando en su misión.

Para un pueblo de hombres libres, el trabajo regular, paciente y repetitivo de los chinos debía ser algo muy parecido a la domesticación o la esclavitud. Cuando en el Siglo XIII invadieron China, los mongoles no podían comprender que pudiesen vivir tantas personas con tan pocos animales. Ellos, que eran grandes pastores además de cazadores, consideraban a los chinos como animales de ganado que "pastaban hierba" en lugar de verdaderos seres humanos que comían carne, y los denominaron con una terminología similar a la que usaban para las vacas. "La carne para los hombres, las hojas para los animales", decían con desdén. Los sedentarios chinos, por su parte, despreciaron discretamente a los mongoles por su pobreza, su salvajismo y su ignorancia. Es un ejemplo más de la antigua pugna entre pueblos pastores y pueblos agricultores, pugna cuyos ecos resuenan en el antagonismo existente entre montaña y valle, o entre altiplano y llanura fértil.

Los actuales mongoles ―que en todo caso no son los mismos que conquistaron el imperio hace ocho siglos― escriben su idioma en caracteres cirílicos (rusos, de origen griego) y se encuentran dispersos, no sólo por Mongolia, sino por algunos territorios chinos (la Mongolia Interior) y rusos.

Territorios donde se hablan lenguas mongolas. En naranja, las fronteras del imperio de Genghis Khan.

Lo más cercano que ha tenido Mongolia a una experiencia de dominio europeo fue en 1921, con la breve dictadura militar del extraordinario personaje Ungern von Sternberg, un noble de origen báltico y general renegado del Ejército Blanco ruso. Conocido por las tribus del centro de Asia como Ungern Khan, este hombre tomó la capital mongola de Urga (actual Ulan-Bator), exterminando a la guarnición china y defendiendo la ciudad contra chinos y bolcheviques. El "barón sangriento" restauró en el poder de Mongolia a Bogd Khan (líder del budismo tibetano en Mongolia) y fue declarado por el XIII Dalai Lama una encarnación del dios Mahakala. Fascinado por las religiones y el estilo de vida de las etnias siberianas, Ungern supo reconocer que para dominar Asia Central, era necesario adaptarse a la geografía del lugar, imitar por tanto las costumbres nómadas de los pueblos autóctonos, olvidarse del aprovisionamiento por rutas logísticas desde centros lejanos, confiar en cambio en el saqueo y la autarquía pastoril, imponer la autoridad mediante la brutalidad y entenderse con los poderes locales, especialmente tribales y religiosos.

Distribución del haplogrupo R1a1a en Eurasia. Importante núcleo en zona altaica y oeste de Mongolia.

Mujer de Mongolia occidental.

Hombre de Mongolia occidental.

Mongola de la etnia oirat (zona subaltaica, oeste de Mongolia). Nótense las pecas.

Mongol de etnia oirat.

Oeste de Mongolia.

Mongol de ojos azules, desconocido.


Nótese la nariz bien formada, completamente distinta de los tipos "mongoloides" estándar.


Este hombre tiene poca influencia mongólida para ser de Mongolia.








Fuente: National Geographic.






Genghis Khan: blanco, pelirrojo y de ojos claros

Es curioso saber que el conquistador del mayor imperio de territorio continuo que jamás haya existido, era blanco y pelirrojo. Genghis Khan (1167-1227) nació con el nombre Temujin, en el seno de un clan aristocrático llamado Borjigin o Bourchikoun (hombres de ojos verdes), según el historiador persa Abul Ghasi. Como todos los clanes del mundo antiguo, los Bourchikoun tenían un mito fundacional con un fondo de veracidad. La madre fundadora se habría llamado Alan Goa o Alan Ko ("Bella Alana") y, según las leyendas mongolas y chinas, y lo que el historiador persa Rashid al-Din dice al respecto en sus "Crónicas", habría sido visitada en su yurta por un ser "resplandeciente", alto, con barba larga y poblada, pelirrojo y de ojos verdes. El historiador moderno Paul Ratchnevsky sugiere que el "ser" en cuestión podía ser kirguís. Harold Lamb, en su biografía "Genghis Khan: the emperor of all men" (1928), especifica, basándose en fuentes chinas descriptivas, que el Khan "debió haber sido de gran estatura, de hombros altos, su piel blanquecina. Sus ojos, insertados lejos uno de otro bajo una frente ligeramente huidiza, no estaban rasgados. Y eran verdes, o azul-gris en el iris, con pupilas negras. Sobre su espalda caían trenzas de un castaño rojizo".

Genghis Khan pidió ser enterrado en un lugar sin marcas. Según la leyenda, la escolta funeraria de Genghis mató a todo el mundo que se hallaba cerca, para que nadie supiese dónde se enterraría el Khan. Sobre su tumba, se sacrificaron 40 doncellas vírgenes, los mejores caballos mongoles, todos los esclavos que la construyeron, y se suicidaron muchos guerreros. El folklore dice que, después, mil jinetes cabalgaron sobre el sepulcro para que quedase irreconocible, y que se desvió un río para ocultarlo (lo mismo habrían hecho supuestamente Atila el Huno y el héroe mitológico sumerio Gilgamesh de Uruk). Otras tradiciones (como Marco Polo) dicen que Genghis está enterrado en un lugar secreto del monte Altai (Siberia), esperando el momento de levantarse para conquistar el mundo de nuevo, como sucede con tantas otras leyendas de reyes y emperadores dormidos encontradas a lo largo del mundo. Genghis estuvo en el monte Altai seis veces con sus tropas, y existen vestigios de una calzada. Durante el Siglo XX, el gobierno soviético llegó a prohibir hablar de él, por miedo a que inspirase un levantamiento nacionalista.

Actualmente no existen retratos fiables de Genghis, todos los que hay se consideran interpretaciones artísticas arbitrarias de individuos que no lo conocieron en persona. Los mongoles de la época eran una mezcla entre pueblos iranios y túrquicos, y seguramente tenían mucha menos mongolización que hoy día.

La esposa principal de Genghis se llamaba Bourtai, llevaba un nombre que significaba "de ojos grises". Abul Ghasi también notó que toda la familia de Yesükhei, su padre, era conocida por tener complexiones rubicundas, y ojos azules o grises. No es de extrañar, por tanto, que la mayoría de descendientes del Khan tuviesen facciones europeas: el hijo y sucesor de Genghis, Ogadei, era de ojos grises y pelo rojo. Su nieto Mangu, tenía cejas y barba rojizas. Subatei, que conquistó China, tenía una barba larga y rojiza. Kubilai Khan, sorprendentemente, aunque heredó una complexión clara y rubicunda, tenía ojos y pelos muy oscuros para ser del clan Bourchikoun. Tanto es así que Rashid al-Din describe la sorpresa y decepción de Genghis cuando conoció a Kublai y vio que no había heredado su pelo rojizo ni sus ojos claros. Egon von Eickstedt ("Rassenkunde und Rassengeschichte der Menschheit", 1934) hasta notó que Batu, el primer khan de la Horda Dorada, tenía pecas.

Otro descendiente de Genghis fue Timur o Tamerlán (1336-1405), conquistador turco-mongol que constituyó un imperio en Oriente Medio y buena parte de Asia Central. Según su contemporáneo Ibn Arabshah, Tamerlán era alto y fuerte, de hombros anchos, cabeza grande y frente alta. Tenía una barba densa, piel blanca y complexión rubicunda. También parece haber tenido pelo claro, según Lamb, en "Tamerlane, the earth shaker" (1929). En 1941, la Comisión Arqueológica soviética, a cargo del antropólogo ruso Mikhail M. Gerasimov, abrió su tumba en Samarcanda (actual Uzbekistán) y vieron que efectivamente había sido un hombre de constitución fuerte y pecho ancho. Su estatura era de 1,73, lo cual, para la época y para la zona geográfica, era alta. También descubrieron los últimos pelos de un color castaño-rojizo, aun adheridos a su bigote.

Se dice que la tumba de Tamerlán estaba inscrita con las palabras "Cuando ascienda de los muertos, el mundo temblará", y que cuando Gerasimov abrió su tumba, encontró una inscripción adicional en su interior, que rezaba "Quienquiera que abra mi tumba, desatará a un invasor más terrible que yo". Dos días después de comenzada la exhumación, los alemanes lanzaron Operación Barbarroja sobre la Unión Soviética.


Santo guerrero budista. Visto en el sureste de China.